Salario Mí-sero

 

 

 

Como ya es costumbre en nuestro país, hacia finales de cada año, ha comenzado por estos días la discusión sobre el aumento del salario mínimo que regirá para el 2020 en medio de un clima alimentado por las peticiones sociales y laborales que confluyeron dentro del ya famoso Paro Nacional del 21N.

A propósito vale la pena traer a colación varios temas:
 

Lea también: No hay peor sordo…

 

Según el informe que acaba de publicar la Cepal titulado “Panorama Social de América Latina 2019”, Colombia es el segundo país con la mayor tasa de pobreza de la región (solo superado por Bolivia). Según dicho estudio hoy existen 191 millones de pobres en América Latina dentro de los cuales 77 millones se encuentran en la pobreza extrema (viven con menos de US$ 1 diario). Y aún nos extrañamos de las convulsiones sociales y políticas de los últimos meses..?


De tal suerte que en Colombia mientras el PIB crece al 3,3%, según el Dane, (Latinoamérica crece al 0.2% según el FMI) la pobreza llega a ser la segunda mayor de la región y, en un aparente contrasentido, se han venido destruyendo en el país más de 400 mil empleos en los últimos meses.
 

Creemos que esa desocupación, cada vez mayor, de colombianos se debe a varios factores: Los incentivos tributarios del gobierno para las empresas en la importación de maquinarias que a su vez reemplazan puestos de trabajo; la automatización de procesos y renovación tecnológica cada vez más creciente; la conversión de antiguas compañías productoras en importadoras de bienes procesados y alimentos; los mejores ingresos que obtienen quienes prefieren la informalidad, el trabajo independiente o los programas asistencialistas del gobierno (Familias en acción, Jóvenes en acción, Colombia mayor, Generación E, Mi casa ya, etc.) y la contratación de migrantes venezolanos (de acuerdo a Acrip el 44% de las empresas ha empleado venezolanos en los últimos 6 meses ), entre otros.
 

De otro lado, hablando del poder adquisitivo de nuestros trabajadores en relación con el resto del mundo, hace pocos días el conocido portal de compras online Picodi realizó un estudio en 45 países para saber cuántos días debía laborar un trabajador con salario promedio (que no mínimo) para adquirir un celular IPhone 11, que se encuentra de moda. Suiza y EEUU encabezaron la lista de los resultados con 5 y 6 días respetivamente y Colombia ocupó el último lugar con 90 días…!!!.
 

Así mismo, un reciente estudio de la Ocde estableció que Colombia es el país con peor balance entre calidad de vida y trabajo. En efecto, de 20 países que pertenecen a la organización el nuestro resultó ser en donde más de la cuarta parte (28%) de los trabajadores labora más de 50 horas a la semana (lo legal son 48) en detrimento del tiempo dedicado a la familia, el ocio y el cuidado personal.
 

Lea también: El Reto de Latinoamérica

 

Uno de los sectores más beneficiados con el crecimiento económico del país es precisamente el comercio, cuyo gremio, Fenalco, ha propuesto que el aumento del salario mínimo debe estar bordeando la inflación en un 4%. Al respecto vale anotar que, justamente, una de las formas más eficaces de combatir la pobreza es a través de la redistribución del ingreso que se implementa con la creación de nuevas plazas de trabajo con una condiciones salariares dignas, seguras y acorde a los ingresos de los altos directivos y dueños de las empresas, por lo que debemos preguntarnos si, en las actuales circunstancias del país, debe ser el IPC o la inflación los que sirvan como referente del aumento del salario mínimo para el próximo año.
 

@vherreram

 

 

Please reload

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Acta_Diurna_AD_pequeño
Odontozoom_2019-05_diseño_sonrisa.jpg

Se proyecta el reinicio de clases, por fin, en la Universidad del Atlántico. El lunes comienza el año académico en primaria y bachillerato. Es propicio entonces recordar que nos rajamos en las últimas pruebas a nivel mundial sobre la calidad de la educación. Y eso que es la Educa...

Era 1968 y la radio barranquillera molía a toda hora aquella hermosísima canción de la Orquesta la Playa con Willy Quintero que decía: “…La conocí, una mañana, cuando el sinsonte empezó a cantar. También sonaron las campanitas de su pueblito en Valledupar… Linda muchacha que allá...

Hasta 1991 la política monetaria y cambiaria estuvo en manos de la Junta Monetaria. En la Constitución política que entró a regir desde 1991, es la Junta directiva del Banco de la República, que ahora goza de autonomía frente al ejecutivo, la que asumió dicha competencia.

La auton...


En una conversación con algunos amigos sobre el tema de la Universidad del Atlántico, en medio de la discusión surgió por parte de uno de los asistentes una pregunta que nos puso a pensar a todos los presentes ¿Quién se beneficia con la universidad cerrada? Pregunta difícil de r...


La sanción de la Superintendencia de Industria y Comercio a Uber por competencia desleal y la amenaza de Uber de dejar de operar en Colombia por esta sanción desató un debate nacional sobre la regulación que deben tener las plataformas tecnológicas cuando entran a operar un serv...

Vino luego la Calle de San Blas con Jesús, en San Roque, frente a la fábrica de calzado Camodi. Otra temporada de mi primera vida en Barranquilla. Otra manzana que rodear en el recuerdo. Allí, en una vieja casa barranquillera de palma con ventanas de madera caoba fui a vivir algu...

Página Siguiente >

Please reload

Carro123.png
© 2017 Acta Diurna  - Línea de atención: (57) 318 3872489 - Calle 45 No 43-30 L. 115 - Barranquilla, Colombia
Contáctenos Aquí